Frenos al Tren Maya, por Covid-19, medio ambiente y falta de información

El proyecto insignia del gobierno de AMLO recibió el jueves un tercer freno a causa de un amparo por la falta de información en la consulta pública.

El Tren Maya, uno de los proyectos emblemáticos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, acumuló este jueves un tercer freno de parte de comunidades mayas de Mérida, Izamal y Chocholá en Yucatán, luego que obtuvieran una suspensión provisional para la ejecución de las obras del tramo 3 en esas localidades.

Anteriormente, la obra se había ordenado detener en mayo en el tramo 1 en Palenque, Chiapas, también a solicitud de la comunidad maya Ch’ol que habita en Palenque, Ocosingo y Salto del Agua, Chiapas, por comprometer la salud de los habitantes de la zona en medio de la contingencia sanitaria por el Covid-19.

En diciembre pasado, otro grupo de comunidades indígenas obtuvieron una suspensión definitiva de las obras en el tramo 2 que va de Escárcega a Calkiní, Campeche, ante el daño irreversible que podrá sufrir el medio ambiente con las obras.

En la tercera suspensión, se argumenta que si bien la obra podrá atraer un impacto favorable para un gran número de personas en la región, tanto económico como en movilidad, los impactos locales a las comunidades demandantes podrían sufrir un daño irreparable en términos de tierra, bosques, flora, fauna, los recursos naturales, el medio ambiente, la biodiversidad, el agua, la salud.

El amparo se interpuso en julio pasado, tras la consulta de la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto realizada en la zona por autoridades federales del 2 al 30 de ese mes, en plena pandemia, para reclamar la omisión de agregar, generar, transparentar y permitir acceso a información correspondiente a los Anexos de la Manifestación de Impacto Ambiental, en su modalidad Regional del proyecto denominado “Tren Maya Fase 1”, así como la falta de garantía de participación ciudadana.

“Para el efecto de que las cosas de mantengan el estado que guardan y las autoridades responsables se abstengan de realizar actos tendientes a la ejecución del proyecto ‘Tren Maya Fase 1′”, sostiene la resolución.

Aún queda pendiente la resolución final del juicio, que podría derivar en la suspensión definitiva de las obras en la entidad.

“En el resolutivo que aprueba la MIA del proyecto, la Semarnat reconoció la ausencia de información durante la consulta pública y que fue responsabilidad de Fonatur el no poner a disposición de la autoridad ambiental toda la información del Proyecto”, dijeron las organizaciones Kanan y Muuch Xiinbal en un comunicado.

Al respecto, Fonatur respondió que no ha sido notificado por vía legal de ninguna decisión judicial por lo que las obras se mantienen con normalidad. 

“En caso de que existiera alguna restricción de actividades, esta sólo tendría vigencia mientras se resuelve el fondo del amparo. Fonatur siempre ha actuado de acuerdo a la Constitución y las normas vigentes”, dijo la instancia encargada del proyecto en una respuesta a Forbes.

Las obras del Tren Maya comenzaron el pasado 30 de abril ,tras la licitación de los primeros 4 tramos, mientras el quinto se mantiene pendiente. En tanto que los tramos 6 y 7 se concedieron de facto al Ejército, que se encargará de la obra en la zona de la reserva de la Biósfera de Calakmul.

Tren
El Tren Maya buscará reactivar la actividad económica en localidades de la Península de Yucatán. | Foto: Luis Lozano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *