GERARDO ORTEGA OTERO «El Colombiano» – Nexos, Extorsión y Abuso de Autoridad

Como si fuera una película hollywoodense donde la mafia protagoniza un importante papel en el gobierno. En pleno 2021 nos encontramos con diversos personajes que a la luz pública parecen salidos de un guion cinematográfico escrito por el mismo Francis Ford Coppola.

Tal es el caso de Gerardo Ortega Otero “EL COLOMBIANO” en Quintana Roo
Donde bajo el mando del gobernador Carlos Manuel Joaquín González encontramos a este personaje que no deja de llamar la atención por sus diversos escándalos y presuntos nexos con diferentes organizaciones criminales y por el abuso de autoridad que este ha demostrado ante la sociedad inclusive dándole puestos de alto nivel a familiares y amigos dentro del estado de Quintana Roo, pero esto nos lleva a preguntarnos ¿Quien es «el Colombiano»? ¿Cómo es que adquirió ese poder?

Estás preguntas nos han llevado a conocer un poco de su historia que ya en diferentes medios de comunicación ha salido a la luz pública los diversos escándalos en los que se ha visto rodeado este gatillero del Gobernador del estado en los últimos meses.

Ortega Otero inició como vendedor de comida a unas cuadras del palacio de Solidaridad, donde hizo amistad con Joaquin González, quien en la posterior elección fue postulado a la alcaldía de dicho municipio por el PRI. Para aquel entonces “El colombiano” ya había dejado el puesto de comida y entró de lleno a la campaña, donde fungió desde asistente, coordinador de logística y recolector de las “aportaciones” de empresarios locales que veían en Carlos Joaquin, el candidato idóneo para hacerse de dinero.

“El colombiano” poco a poco se fue haciendo de propiedades en Solidaridad y otras partes del Estado, mismas que no coincidían con su salario como funcionario municipal, todo apuntaba a que pasaba charola para cobrar derecho de piso a comerciantes, empresas y hasta los grupos de delincuencia organizada que se establecieron en la entidad.Tras el triunfo de su amigo como gobernador de Quintana Roo, Ortega Otero aumentó su poder, ahora en toda la geografía estatal, donde incluso logró imponer a su esposa Samaria Angulo Sala como regidora en el municipio de Solidaridad, en tanto que dio cabida a los grupos del narcotráfico en el Estado, siendo el encargado de repartir los territorios entre los cuatro cárteles que dominan la entidad.

De ser un comerciante que trabajaba para estar al día, ahora cuenta con residencias, se la vive viajando de manera constante entre Colombia y Miami, aunado a sus lujosas propiedades y su poder económico y de decisión en el Gobierno del Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *